The Get Down

Recomendable
INFO
RECOMENDABLES
TV SERIES
DRAMAS
COMEDIAS

2:36 am de la mañana. Miércoles 21 de septiembre de 2016. Luces apagadas, solo se distingue el tenue brillo del monitor. Bailo en pijama desenfrenadamente pasillo abajo con los auriculares bluetooth puestos al ritmo de Shaolin Fantastic y The Get Down Brothers. En ese instante infinito la música lo envuelve, sencillamente, todo. Al día siguiente la página en blanco del Word me devuelve la mirada y me encuentro sin palabras para describir la nueva serie de Netflix. Que alguien llame a la policía, porque esto debe ser delito. Lo han vuelto a hacer.

The Get Down cuenta la historia de un grupo de chavales afroamericanos y latinos a finales de los setenta que son a la vez testigos y protagonistas de la revolución que supone el nacimiento de la música hip-hop en el Bronx newyorkino. En una escena musical dominada totalmente por la música disco, un susurro empieza a cobrar fuerza en el barrio. Un grupo de DJs está desarrollando una cultura musical completamente diferente y que acabará tomando el mundo al asalto. Los cuatro elementos de esa cultura están representados en multitud de personajes, tramas y situaciones en la serie. Estos elementos son el rap (cantar o recitar), el scratching (pinchar vinilos adelante y atrás para generar un ritmo que no se detiene), el break dancing y finalmente el graffiti. Esta serie es un retrato de esa cultura, su forma, desarrollo, sentido y conexión con el alma del Bronx.

El retrato que hace Baz Luhrmann de ese mundo está anclado en una estética muy muy definida. Director de películas como Mouling Rouge! (2001) o Romeo + Juliet (1996), Luhrmann impone su estilo histriónico, exagerado y casi caricaturesco a la historia. Tramas y personajes tienen aquí una importancia menor frente a un lenguaje visual y musical que es el verdadero centro de la historia. Discotecas, barrios decadentes, iglesias, clubs, mafiosos, DJs, raperos, prostitutas, políticos no son el entorno en el que los personajes se mueven. Es al revés, los personajes son la excusa para sumergirnos en ese mundo fascinante. Una estética y fotografía maravillosa retrata ese mundo e infinidad de escenas de personas bailando, rapeando o cantando son el pulso que hace latir la serie. La inmersión en ese mundo no se hace desde un realismo radical como podríamos ver con Treme y New Orleans o The Wire y Baltimore sino con una estética y una poética musical y visual que es una delicia.

 

La historia se centra en Zeke, para siempre the wordsmith MC “Books” en mi corazón, un adolescente brillante que se debate entre fuerzas que tiran de él en todas direcciones. Su pasión por la música, su sensibilidad como poeta, su primer amor y su lealtad por sus amigos. Los dos personajes principales que orbitan alrededor de Zeke y que son la gasolina de la serie son Mylene Cruz y Shaolin Fantastic. Mylene quiere ser cantante y salir del Bronx por encima de cualquier cosa. Shaolin Fantastic es un DJ aprendiz del Grandmaster Flash, uno de los máximos responsables del nacimiento del hip-hop. Es Shao el que introduce a Zeke (y a nosotros con él) en el mundo del hip-hop. Sus reglas, códigos, contradicciones y filosofía. La relación entre Shao y Flash es de lo mejor de la serie, con connotaciones orientales y constantes referencias a Bruce Lee. Alrededor de Zeke y como parte de su crew están sus amigos de toda la vida Ra-Ra, Boo-Boo y Dizzee.

Sé lo que estáis pensado. Lo sé. ¿Pero qué cojones es eso? ¿Hip-hop? ¿El tío que hizo Romeo + Juliet? ¿Shaolin Fantastic? Sé que parece una locura absoluta y en cierta medida lo es. Pero es una serie maravillosa, hasta cierto punto inexplicable. Es divertida a más no poder, tierna, y original a rabiar. Como diría Grandmaster Flash, a veces hay que dar un salto de fe. Este es uno que merece la pena. No tiene una nota más alta porque las tramas secundarias son muy flojitas y los episodios centrales son menos emocionantes pero empieza y termina por todo lo alto. En serio, los capítulos cinco y seis son un final absolutamente apoteósico. Por cierto, la temporada está divida en dos secciones de la que solo se ha emitido la primera (seis capítulos). Los otros seis saldrán el año que viene.

The Get Down. Inmensión visual, musical y vital en el Bronx que fue testigo del nacimiento del hip-hop. Divertida, superoriginal y muy entretenida. Música dance y hip-hop en un equilibrio perfecto. Cabrones de Netflix, lo habéis vuelto a hacer.

Trailer de The Get Down:

2017-05-27T09:52:19+00:00

Leave A Comment