13 Reasons Why

Recomendable
INFO
RECOMENDABLES
TV SERIES
DRAMAS

13 Reasons Why supone el primer acierto notable de Netflix en este 2017. Una serie irregular pero con algunos apartados acertadísimos, especialmente en lo que se refiere su estructura y a la adicción o enganche que genera. La premisa de la serie es sencilla: ¿Por qué Hannah Baker decidió acabar con su vida?

Antes de que me corráis a gorrazos por el spoiler dejad que me explique. La serie gira en torno a un conjunto de acontecimientos que suceden en los meses anteriores y en las semanas posteriores al suicidio de Hannah. Esta premisa básica se expone en los primeros minutos del primer episodio y no supone ningún tipo de spoiler. Hannah era una adolescente inteligente y alegre recién trasladada al típico instituto suburbano americano. Unos meses después Hannah decide poner fin a su vida. ¿Qué ha pasado? ¿Qué personas y situaciones la empujaron al suicidio? ¿Fue malicia, ignorancia, egoísmo?

La historia nos llega en primera persona. Antes de morir Hannah graba trece cintas de casete (los ochenta siguen de moda) donde cuenta su historia y señala a los responsables de su fatídico final. Cada episodio de la serie está centrado en una cinta y cada cinta en un personaje. Amigos, amigas, exnovios, etc. Todos aquellos que tuvieron algo que ver con su decisión. Aunque pueda parecer algo mórbido, la verdad es que los fragmentos de audio de las cintas narran la historia desde un punto de vista bastante calmado. Es sencillamente la voz de alguien resignado que desea contar su historia antes de partir. El tono y el contenido de estas cintas es, como ya he dicho, lo mejor de esta serie.

¿Cómo nos llega la historia de Hannah entonces? Nos llega a través del otro personaje protagonista, Clay Jensen. Un adolescente inteligente y algo tímido, pero en general un chico completamente normal con sus cosas buenas y no tan buenas. Clay era amigo de Hannah y estaba un poco colado por ella. Nosotros, la audiencia, escuchamos la historia de Hannah a la vez que Clay escucha las cintas de su amiga. A través de Clay vamos construyendo un relato de la historia de Hannah con constantes flashbacks de momentos descritos en las cintas. Estos flashbacks se alteran de manera muy muy fluida con el tiempo actual de la narración. Estas transiciones están muy bien resueltas y hasta la paleta de colores cambia según el momento. Un pasado cuando Hannah vivía mucho más colorido y un presente frío y gris después de su muerte.

¿Quién está en las cintas? ¿Quiénes las han oído? ¿Cuántas copias hay? ¿Dice Hannah la verdad o como cualquier historia, es tan solo una cara de la moneda? Este es el punto fuerte de la serie: la pureza e interés de su trama. En realidad, es bastante parecido a una historia de misterio. Es imposible no sentirse intrigado por la historia y el destino de Hannah. La serie te empuja irremediablemente de capítulo en capítulo en una búsqueda constante de sentido y entendimiento ante la tragedia. Por otra parte, lo más flojito son unos actores muy justos y muchas veces dibujados con demasiados clichés de los que es difícil escapar. Al final gran parte de la serie recae sobre pequeños dramas de la adolescencia, que a veces pueden resultar muy previsibles. Aun así, la historia gira varias veces de forma espectacular y te mantiene intrigado y enganchado durante los trece episodios.

13 Reasons Why. Primer éxito del año de Netflix. Personajes y actores flojitos pero una trama y una estructura muy original y tremendamente adictiva. Además, trata una temática importante con honestidad y compasión. Da que pensar. Recomendable.

Trailer de 13 Reasons Why:

2017-05-23T18:30:32+00:00

Leave A Comment