Alien Covenant

Para bajar
INFO
PARA BAJAR
ACTUALES
CIENCIA FICCIÓN
TERROR

Si hay una palabra que en la historia del cine se asocia con el terror esa es Alien. La cinta original dirigida por Ridley Scott todavía resuena en nuestra memoria y sobre todo en nuestras pesadillas como la experiencia aterradora perfecta. Mezcla justa de desconocimiento, tensión, sorpresa, confusión, humanidad y el miedo más hondo. Gasolina para alimentar los rincones más oscuros de nuestra mente. ¿Es esta Alien Covenant una digna sucesora de la original? Vamos al tema.

La historia de esta Alien Covenant se sitúa unos años después de Prometheus (Ridley Scott, 2012) y antes de la original. La nave de colonización Covenant lleva a una pequeña tripulación y a varios miles de humanos a colonizar un lejano planeta. Durante el trayecto, sin embargo, algo sucede que los hace desviarse de su camino y llegar a un planeta donde no les espera nada bueno. Pero nada. ¿Os suena de algo el argumento? Es un calco sin piedad de la original. Y es que en general Alien Covenant quiere ser dos cosas a la vez: un remake de la original con todo su horror, suspense y muerte a cascoporro y una secuela de Prometheus, continuando con sus cuestiones filosóficas de creación y vida.

Ya os adelanto que todo lo que se acerca al tono y ritmo de la original me gusta y todo lo que tiene que ver con Prometheus me parece aburrido e innecesario. Una de las claves de Alien es su inmediatez, lo sencillo de su premisa. Hay un monstruo, quiere matarme. ¿Por qué? No lo sé. ¿De donde ha salido? Ni idea. ¿Puedo matarlo? Parece que no. ¿Puedo escapar? Complicado. ¿Voy a morir? Tiene toda la pinta. Cuando se intenta dar contexto y explicaciones y justificaciones una y otra vez a la naturaleza del alien se pierde gran parte del misterio. Y parte de Alien Covenant va por ahí. Mi opinión se podría resumir en: lo desconocido da miedo mientras que lo conocido, por muy salvaje que sea, no lo da.

Por otra parte, cuando la cinta sigue la estela más pura del terror es muy entretenida. No hay nada más genial que ver a un grupo de personas ir tomando las decisiones equivocadas en los momentos menos oportunos mientras en el asiento tu gesticulas: “NNNNOOOOO, POR AHÍ NOOOO, VETE, VETEEEEEEE!!! AHHHH!!!”. Además las escenas de acción están francamente bien. Primero porque no hay muchas y segundo porque Scott es un director con mucho oficio y eso se nota.

Otro punto positivo es su protagonista, Daniels, interpretada con mucha capacidad por Katherine Waterston. Inteligente, humana, decidida y valiente, Daniels sí es una digna sucesora de Ripley. La gente habla también mucho del trabajo de Michael Fassbender, que interpreta a dos personajes. Yo debo haberme acostumbrado a su nivel siempre excelente pero la verdad es que no me llamó mucho la atención. Mención especial a Danny McBride, que suele hacer comedias y aquí tiene un papel dramático bastante potente y lo clava.

Siempre queda sin resolver la eterna pregunta de ¿debería juzgar a una secuela o remake por sí misma únicamente o en comparación con la película de la que procede? ¿Bfff… qué queréis que os diga? Pues depende. Idealmente se deben poder hacer las dos cosas. Esta Alien Covenant es la mejor secuela de Alien desde Aliens (John Cameron, 1986) y resulta bastante entretenida, de hecho a mí se me pasó el tiempo volando. Aun así, llevar la palabra Alien en el título pesa mucho y cuando se compara con las dos primeras de la saga, palidece y sus defectos se notan mucho más.

Alien Covenant. Entretenida mezcla de terror espacial (a tope) y reflexiones metafísicas (meh). Una protagonista genial y acción muy bien resuelta. Clarísimamente dentro de la categoría de “peli que me bajo”.

Trailer de Alien Covenant:

2017-05-31T18:50:03+00:00

Leave A Comment