Alien

Obra maestra
INFO
OBRAS MAESTRAS
CLÁSICOS
TERROR
CIENCIA FICCIÓN

Esta reseña responde a tres razones. La primera es que me he propuesto criticar o comentar más clásicos del cine este año. La segunda viene como consecuencia de la desastrosa Life (Daniel Espinosa, 2017), película que vi y comenté (leer crítica) la semana pasada. Esta está claramente inspirada (copiada) en Alien, el clásico del cine de terror y ciencia ficción que intentaré reseñar en este breve texto. Y la tercera es que este año se estrena Alien Covenant (Ridley Scott, 2017), que por los trailers parece un claro remake tanto en tono como en estética de la original. Sobra decirlo pero Alien es una absoluta obra maestra del cine, por infinidad de motivos. Seguidme y adentrémonos en la ya legendaria nave Nostromo.

Alien es una cinta dirigida por Ridley Scott y estrenada en el año 1979. Supuso el primer gran éxito de Scott y la que tal vez sea su mejor película. Alien cuenta la historia de los tripulantes de la nave espacial mercante Nostromo, que de regreso a la Tierra se ven obligados a realizar una parada donde entran en contacto con un organismo desconocido. A partir de ahí la Nostromo se convierte en un auténtico campo de batalla entre el xenomorfo (como se conoce a la criatura) y la tripulación. Pánico absoluto, tensión constante y un ritmo magistral hacen del visionado de Alien una absoluta delicia aterradora.

Vamos primero con un apartado visual sencillamente perfecto. Una nave visualmente muy bien conseguida y sobre todo totalmente creíble. Es muy sencillo creer que si existieran las naves espaciales serían como la Nostromo. Pasillos, talleres, salas, laboratorios, instalaciones, conductos y un largo etcétera son del todo convincentes. A esto se le suma una fotografía excelente y por encima de todo lo demás un diseño del alien que es una completa genialidad. Infinidad de películas han intentado copiar sin éxito el pavor que desata en todos nosotros el xenomorfo. Esa forma con varias cabezas, el cuerpo delgado y ágil, la afilada cola, el ácido por sangre y esa especie de baba que suelta. Un todo de repugnancia y atracción a partes iguales. El alien es la máquina de matar perfecta: sin conciencia, prácticamente indestructible, implacable. Pura gasolina para alimentar nuestras pesadillas. No exagero cuando digo que el alien es el mejor monstruo de la historia del cine.

Una serie de personajes inmortales pueblan la Nostromo dotándola de vida y humanidad. Dallas, el comandante decidido pero algo imprudente, Kane, siempre curioso y divertido, la pareja de mecánicos, el inquietante oficial científico y cómo no, tal vez el personaje femenino más famoso de la historia del cine: Ripley. Inteligente, bajo control a la vez que presa del miedo y tremendamente valiente, Ripley es sencillamente historia viva del cine. Un personaje femenino que no es la damisela en apuros de nadie, ni una chica que va de chico ni nada parecido. Como todos los personajes magistralmente construidos es una amalgama de multitud de cosas: su sexo, su profesión, sus vivencias, sus conocimientos, etc. Llevada a la vida por Sigourney Weaver en la mejor interpretación de su carrera.

La estructura de Alien es para enseñarla en las escuelas de cine. Fijaos como el monstruo aparece muy pocas veces durante todo el metraje y cómo es a través de la tripulación como conocemos y compartimos su terror. Puro genio. Siempre me ha parecido también brillante como la historia no tiene un protagonista claro hasta bien avanzada la trama. Cómo es la naturaleza de la situación la que elige de forma casi orgánica a la que será la protagonista, en este caso Ripley. Toda la trama fluye con una cadencia y un ritmo perfecto. No hay partes aburridas, ni con demasiada tensión. Todo es un equilibrio tonal donde las escenas se suceden casi inevitablemente. Relojería cinematográfica señores y señoras.

En muy pocas ocasiones el espacio fue un lugar tan creíble, atrayente y cercano como en Alien. Casi parece estar al alcance de la mano. Alien solo mejora con el tiempo. No ha perdido una pizca de su frescura, originalidad y capacidad de hacer sufrir y disfrutar a la vez. Retrato eterno del espacio, la naturaleza humana y el más profundo terror.

Alien. Una de las mejores películas de todos los tiempos. Ciencia ficción y terror en una sinergia perfecta. Uno de los personajes más emblemáticos de la historia (Ripley) y el retrato del monstruo definitivo. Ambientación, ritmo, estructura, tono y trama sencillamente perfectos. Obra maestra. Vedla y disfrutad sufriendo.

Ridley Scott sobre la dirección de Alien y la importancia del storyboarding:

2017-05-23T06:24:04+00:00

Leave A Comment