Baby Driver

Peliculón
INFO
PELICULONES
ACTUALES
ACCIÓN

De vez en cuando, muy de vez en cuando te cruzas con una película. Y es la película de ese momento y ese lugar. Casi parece que es ella la que te elige a ti. Con Baby Driver me ha ocurrido algo parecido. Aunque llevaba varios meses esperándola, ha llegado como una melodía inevitable que es imposible dejar de tararear. La mejor película del año y un clásico de culto instantáneo. Edgar Wright compone una pieza que rezuma estilo, ritmo y velocidad.

Baby Driver cuenta la historia de Baby, un joven conductor especializado en atracos de bancos. El joven prodigio al volante sufrió un accidente de niño y sufre de un permanente pitido en el oído que atenúa escuchando música casi constantemente. Esta particularidad lo convierte en el mejor. Esto se traduce en el elemento absolutamente fundamental de la cinta: la música. Baby vive, siente, piensa y sobre todo conduce gracias y a través de la música que escucha. Con su ya clásico iPod la película se mueve al ritmo de las canciones que Baby escucha. Y cuando digo que se mueve me refiero a cada corte, cada tiro, cada gesto, cada explosión, cada persecución, cada mirada. Nunca he visto un uso tan ambicioso, potente y redondo de la música en una historia. Vemos y oímos el mundo y la historia a través de la playlist personal de Baby.

¡Y qué banda sonora! Maravillosa colección de temas que cubren todos los estados de ánimo y situaciones de Baby. Es interesante y muy acertado que el director se haya alejado de temas superfamosos para acercarnos temas clásicos pero tal vez menos conocidos. Esto creo ocurre por varias razones. Primero porque al ser una cinta tan dependiente de la música es mejor que las canciones no las hayas escuchado hasta la saciedad en otras películas. Eso le restaría originalidad y carisma. Además, Baby se nos presenta como un melómano en toda regla. Creo que tiene más sentido que escuche canciones de mucha calidad pero algo menos conocidas, dandole al personaje algo mas de profundidad y personalidad. Aun así algunos temas muy conocidos como Easy de The Commodores (para mi la canción de la película) o Nowhere to Run de Martha Reeves and the Vandellas hacen aparición en momentos estelares.

La historia sigue una sucesión de robos y atracos seguidos por unas persecuciones fantásticas donde Baby se luce a más no poder. A la vez Baby conoce a Debora, una joven camarera que empujará su vida en una nueva dirección. Ansel Elgort está francamente bien como Baby: taciturno, divertido, asustado, valiente, tímido, vulnerable y muchas emociones más según la canción que suene, o la escena concreta, que en esta cinta son sinónimos. Mención especial merece su estética, que resulta muy atractiva y está cuidadísima: las gafas de sol, la americana blanca y negra, los iPod, etc.

A su alrededor una serie de personajes totalmente desquiciados y que emanan tanto estilo y clase como él conforman el grupo de criminales con los que trabaja. Doc interpretado por Kevin Spacey con su clase y talento habitual, Jamie Foxx como el siempre inquietante y amenazante Bats y Eiza González y Jon Hamm como los maravillosos Darling y Buddy. Estos últimos son pura poesía cinematográfica, como una versión actual, oscura, violenta y dulce a la vez de Bonnie and Clyde. Debora, el amor de Baby y su padre adoptivo sirven para mostrar el lado más humano de Baby y darle equilibrio.

Seamos sinceros, vosotros y yo. Todos sabemos que vemos peor cine del que deberíamos. Cuando tenemos un rato libre preferimos ponernos la última de Fast & Furious a Citizen Kane (Orson Wells, 1941). Todos lo hacemos, y no pasa nada. A veces lo único que queremos y necesitamos es no pensar mucho. Sin embargo, siempre he sido de la opinión de que hasta a las películas de puro entretenimiento hay que exigirles cosas: originalidad, oficio, ritmo y valga la redundancia, diversión. Y es precisamente aquí donde ver Baby Driver se hace una verdadera delicia. Tremendamente original, con una banda sonora que te lleva de escena a escena y de emoción a emoción con una delicadeza, ritmo y precisión que he visto pocas veces. Una cinta divertida, emocionante, con un estilo único y que es a la vez su propio universo y el resultado de una larga serie de películas maravillosas de atracadores y persecuciones de coches. Películas como The Driver (Walter Hill, 1978), Vanishing Point (Richard Sarafian, 1971), The Italian Job (Peter Collinson, 1969) o The French Connection (William Friedkin 1971) son precedentes claros de esta Baby Driver.

Solo le pondría dos pequeñas (muy pequeñas) pegas. La primera es que la trama tiene algunos puntos algo borrosos, cosas que pasan y que te quedas en plan: mmm, vale. No llega a suponer ningún problema, porque el ritmo y la cadencia de la cinta te llevan de un momento a otro sin problemas, pero puestos a poner algún pero, ese sería uno. La otra sería que la ultimísima sección de la película es tal vez la mas flojita y un pelín larga. No voy a entrar en detalles, pero bueno, ya os digo que en mi opinión son cosas muy menores en un total que es un éxito rotundo.

Poco más puedo decir. Edgar Wright firma una de las películas del año. Magistral dirección, en especial en lo referente al ritmo exquisito que hace mover la cinta como la seda. Además de unos diálogos efervescentes y muy ingeniosos ya clásicos de Wright. Unos personajes interesantes, caóticos, imprevisibles y que son muy pero que muy molones. En un mar de remakes, reboots, secuelas y precuelas, Baby Driver llega como una brisa de originalidad fresca, vital y emocionante. Una de las películas del año. Vedla, os encantará.

PS: Baby Driver tiene uno de los mejores trailers que he visto en mucho tiempo. Ahí va:

2017-07-08T10:10:30+00:00

2 Comments

  1. Sofá, manta y peli julio 27, 2017 at 10:43 - Reply

    Excelente crítica, me ha encantado. Y la verdad es que estoy totalmente de acuerdo contigo! A mí me ha parecido una película muy refrescante y definitivamente con algo nuevo y distinto a las típicas películas de “atracos y coches”. Tiene un muy buen guión y el ritmo de la película es espectacular. Al igual que el sonido. Me encanta el protagonismo que tiene la música en esta película.
    En mi blog sobre cine (totalmente amateur) yo también he escrito mi opinión sobre la película, por si te apetece pasarte: https://sofamantaypeliblog.wordpress.com/2017/07/25/baby-driver-esta-pelicula-tiene-algo-distinto/
    Saludos!!
    P.D. Me encanta tu blog.

  2. admin julio 27, 2017 at 18:24 - Reply

    Hola Sofápeliymanta!
    Muchas gracias por tus amables palabras : )
    Tu blog me parece genial, muy atractivo visualmente. Esas infografías son una maravilla jeje. Ya tienes un lector más : D
    And I love that you write in english too! haha I thought about it but it seems like a lot of work hehe. Pretty cool that you do it ; )

    Un saludo!

Leave A Comment