Blade Runner 2049

Peliculón
INFO
PELICULONES
AVENTURAS
CIENCIA FICCIÓN
DRAMAS

Blade Runner (Ridley Scott, 1982) es una de mis películas favoritas. La he visto decenas de veces, he memorizado escenas enteras y he visto documentales, leído artículos y devorado todo el material relacionado que he podido encontrar. Entenderéis mi escepticismo al enterarme de que iban a hacer una secuela, treinta y cinco años después del estreno de la original. Todas mis dudas, que eran altísimas, se han convertido en halagos después de ver esta Blade Runner 2049 que aquí nos trae. Y es que esta historia de éxito tiene muchos padres, pero ninguno más importante que Denis Villeneuve, el director en mejor forma del cine actual sin lugar a dudas.

La Blade Runner original es una de las obras maestras mas grandes de la historia del cine. Muchos piensan que es la mejor película de ciencia ficción jamás realizada. No me encuentro entre ellos aunque desde luego es mi favorita. Ridley Scott utilizó como arcilla el libro de Philip K. Dick Do androids dream of electric sheep? para construir una cinta inmortal. Visualmente indescriptible, con una banda sonora icónica y perfecta, una historia al mas puro estilo cine negro, una ambientación que dio lugar a todo un género artístico y una temática interesantísima y hasta filosófica, Blade Runner es historia viva del cine. Así pues ¿Cómo ha conseguido Villeneuve y su grupo de rebeldes geniales producir una secuela a su altura? Vayamos poco a poco adentrándonos en el Los Angeles del año 2049…

Me voy a quitar de en medio la comparación que todos tenéis en mente para poder hablar de esta secuela con libertad. ¿Es mejor 2049 que la Blade Runner original? No, no lo es, ni de lejos. ¿Era posible que lo fuera? No, no lo era. ¿Le resta esto un ápice de calidad a esta cinta? En mi opinión, ninguno. Y es que la relación entre ambas cintas es notable, empezando por el mismo título del film. Aun así, la secuela encuentra un equilibrio casi mágico entre el tono, temas y ambientación de la original y una propuesta completamente nueva fruto de la visión de Villeneuve.

La historia de Blade Runner 2049 comienza treinta años después de la original. El protagonista de la cinta es el Agente K, que pertenece a una nueva generación de blade runners, es decir, agentes de policía encargados de encontrar y ejecutar replicantes. Casi por casualidad K tropieza en uno de sus casos con una pista sobre Deckard y Rachel, protagonistas de la cinta original. Esto coloca a K en el medio de una tormenta que amenaza con barrer el precario orden social que existe entre humanos y replicantes. Como testigos de lujo seguimos a K durante la cinta intentando descubrir qué paso con Deckard y Rachel y siguiendo sus pasos hasta el presente a la vez que descubre inquietantes verdades sobre si mismo.

Alrededor del Agente K, Villeneuve construye una serie de personajes tan oscuros, poliédricos y atrayentes como el propio K. Deckard, el antiguo blade runner, la decidida teniente Joshi de la policía, Luv, la replicante definitiva, Wallace, sucesor espiritual de Tyrell, Joy, su atípica compañera y muchos más. Cada uno de ellos tiene sus propias motivaciones, demonios personales y dudas. No hay personajes de relleno, todos ellos son fieles a si mismos y tienen un propósito en la historia de K. Eso es prueba última de un guion muy sólido. No por nada uno de los guionistas de la película original (Hampton Fancher) es el encargado de firmar el guion de esta secuela (con varios co-guionistas, eso si).

La ambientación que Villeneuve logra en esta 2049 es sencillamente perfecta. Coge elementos de la original, ideas propias y el imaginario paso del tiempo (recordad que está ambientada treinta años después de la original) y construye un mundo totalmente convincente. Aterrador y bellísimo a la vez. Como ya os podéis imaginar el mundo no ha ido a mejor estos años y todo es algo peor: más contaminación, más crimen, más depravación, peor clima, etc. El ambiente perfecto para la temática y la historia que se cuenta. Mención especial a la espectacular fotografía de Roger Dickens. Blade Runner 2049 tiene la mejor fotografía del año sin ningún tipo de dudas. Infinidad de planos para enmarcar, especialmente muchos planos aéreos desde el spinner (coche volador) del Agente K.

Pero si hay algo que convierte a la original en un clásico es la maestría a la hora de tratar temas inmortales. ¿Qué significa ser un ser humano? ¿Qué es la memoria? ¿Son sinónimos ambas cosas? ¿Qué nos hace humanos? ¿La forma en la que nacimos? ¿Nuestros actos? ¿La pura creencia de que lo somos? El alimento perfecto para perderse en uno mismo una noche de verano. Blade Runner 2049 da continuación a estos temas, contestando algunas preguntas pero haciendo muchas más nuevas. Particularmente interesante me parece todas las connotaciones sociales y hasta políticas que la original omitía para centrarse en un dilema mas o menos personal y que la secuela incorpora como un eco de la primera. ¿Cuales son las consecuencias de tener una raza de esclavos? ¿Saben ellos que lo son? ¿Pagaremos nuestros pecados algún día?

Como pequeños peros le pondría una duración excesiva y algunas tramas argumentales que considero, y esto es una opinión muy personal, tal vez innecesarias. Por ejemplo el personaje de Joy, aunque muy bien construido y muy importante para la historia y sobre todo para K, creo que consume mucho metraje que podría haber convertido la cinta en una historia un poco más ágil. A algunas personas les parecerá algo lenta, porque lo es. Para mi no es un pero, sino todo lo contrario pero es algo a tener en cuenta. Al fin y al cabo son 2h 44m de metraje. Todo pequeños detalles en un todo muy redondo.

Blade Runner 2049. Excelente secuela de una película inmortal. Villeneuve lo vuelve a hacer. La fotografía de Dickens enamora. El Neo-noir mas oscuro, terrible, entretenido y provocador vuelve por la puerta grande. Dejad vuestras dudas cinéfilas en la puerta del cine. Fantástica. Vedla.

Trailer de Blade Runner 2049:

2017-12-28T18:13:09+00:00

Leave A Comment