Castlevania

Obra maestra
INFO
RECOMENDABLES
TV SERIES
ACCIÓN
AVENTURAS

¿Qué tendrán las historias de vampiros que nos atraen constantemente? ¿Por qué volvemos una y otra vez a esas historias de sed de sangre, obsesión, violencia y noches eternas? La verdad es que no lo sé. Lo que sí se es que Castlevania supone un éxito notable de Netflix en el territorio del anime con una mezcla muy eficaz de terror vampírico, humor descarnado y aventuras clásicas. Me explico.

Castlevania es un anime producido por Netflix. El anime, para los despistados, es el dibujo animado japonés por excelencia. La traducción animada del manga japonés. Castlevania cuenta con una temporada de tan solo cuatro capítulos de veinte minutos cada uno. Se pueden ver seguidos como una película sin ningún tipo de problema. Hasta donde yo sé, esta es la primera incursión de Netflix en el mundo del anime, que es de los pocas ramas de la industria audiovisual que les faltaba por tocar. Como no podía ser de otra manera, el resultado es bastante interesante.

Castlevania cuenta la historia del conde Drácula y cómo su amor por una mujer mortal desata el infierno en la tierra. Esta serie se basa en un conjunto de videojuegos muy popular del mismo nombre que siempre giran en torno a Drácula y a la familia Belmont. Los Belmont son una estirpe familiar de cazadores de vampiros, demonios y demás fauna infernal. En la serie la familia queda representada a través de Trevor Belmont, último exponente de la dinastía familiar ya en horas muy bajas. Fundamental para la historia es la aparición de la orden de los Oradores o Speakers, en especial de Sypha, compañera de aventura de Trevor. Otros personajes pueblan la nación imaginaria de Wallachia pasando desde curas fanáticos, borrachos de pueblo, aldeanos devotos y el ocasional engendro del demonio.

La historia, aunque muy clásica en su forma y fondo, engancha bastante por su equilibrio entre mitología, acción (muy violenta) y un humor con chispazos de genialidad. Ya os advierto de que esta es una serie exclusivamente para adultos, que no os engañe el hecho de que se trate de unos dibujos animados. La violencia es constante, repentina y muy explícita. En ese aspecto me ha recordado bastante a Attack on Titan. Por otra parte la serie toca temas muy serios y los afronta de frente: fanatismo religioso, devoción, ignorancia, persecución religiosa y científica y muchos más. No dejan de ser unos dibujos animados de un cazador de demonios pero el envoltorio es más ambicioso de lo que podría parecer.

Realmente tampoco tengo mucho más que decir. Richard Armitage pone la voz a Trevor y está espectacular. Hacedme el favor de verla en inglés subtitulada. Poco más, Netflix vuelve a la carga con un producto original y muy bien ejecutado. Te deja con ganas de más. Afortunadamente ya se ha anunciado una segunda temporada. Recomendable.

2017-07-21T20:14:17+00:00

Leave A Comment