Game of Thrones

Muy buena
INFO
MUY BUENAS
TV SERIES
AVENTURAS
DRAMAS

Escribir sobre Juego de Tronos es escribir sobre el mundo que nos rodea. Más que ninguna otra, esta serie ha tenido un impacto enorme en nuestra sociedad. Tal vez la serie más exitosa de todos los tiempos, con permiso de Friends. Definirla como fenómeno global, icono de la cultura moderna o epicentro de la industria del entretenimiento sería quedarse siempre corto. Es sencillamente inimaginable pensar hoy en día en el mundo sin Juego de Tronos. ¿Por qué? Intentaré enumerar brevemente el conjunto de razones para ello, así como hacer una pequeña crítica sobre ella con motivo del estreno de su séptima y última temporada.

Juego de Tronos cuenta la historia de Poniente, el continente de los Siete Reinos. Aquel que se sienta en el Trono de Hierro de Desembarco del Rey reina desde los desiertos de Dorne en el sur hasta el gigantesco Muro en el norte. La serie se centra en las familias de las siete casas principales que pelean, traman, conspiran y mueren en una lucha sin fin para hacerse con el trono. Esta eterna lucha de poder con reminiscencias claramente shakesperianas (este es el toque pedante de la reseña, pido disculpas jaja) se conoce como el gran juego, que da nombre a la serie. A su alrededor la serie dibuja infinidad de personajes inicialmente secundarios pero que van tomando también protagonismo a medida que la serie avanza. Consejeros, maestros, guerreras, doncellas, comerciantes, guardias, prostitutas y un larguísimo etcétera conforman un tapiz infinito que nos ha robado el corazón a todos.

La historia comienza (qué lejano parece ya eh?) con el rey Robert Baratheon viajando a Invernalia a ver a su viejo amigo Eddard Stark. Los miembros de la familia Stark son los grandes protagonistas de la historia. Honorables, valientes y algo ingenuos. Al principio. Esta visita desencadena una sucesión de eventos que sumen a todo el reino en el mayor de los caos. La otra casa principal de Poniente son los Lannister de Roca Casterly, adinerados y astutos. Finalmente y de manera casi independiente una joven exiliada sangre real llamada Daenerys Targaryen planea su regreso a Poniente con enorme ambición y una voluntad de hierro. En un plano incluso superior a las luchas de poder, en el norte, más allá del Muro, un terror casi olvidado está resurgiendo. La Guardia de la Noche, protectora en otro tiempo del mundo de los hombres no parece preparada para combatir este mal que puede arrasarlo literalmente todo.

Hay muchos elementos que explican parcialmente el éxito de la serie. El primero y fundamental sería la enorme calidad de los libros en los que se basa. La serie es la adaptación televisiva de la serie de libros de Canción de Hielo y Fuego, escritos por J.R.R. Martin. Su capacidad para ir tejiendo una enorme historia a partir de infinidad de personajes interesantísimos y con narradores cambiantes está en el centro del éxito de la serie. Martin ha creado unos personajes que son sencillamente obras de arte. Jon Snow, Daenerys Targaryen, Tyrion Lannister, Eddard Stark, Varys, Littlefinger, Stannis Baratheon, Melisandre, Sansa y Arya Stark, Oberyn Martell, Cersei Lannister, Brienne de Tarth, Margaery Tyrell o Samwell Tarly con una pequeñísima muestra de los literalmente cientos de personajes asombrosos que pueblan Poniente. Además la propia mitología del mundo parece casi infinita: caminantes blancos, los primeros hombres, los niños del bosque, Valyria …

La serie además encuentra el equilibrio perfecto entre fantasía (zombies, magia, dragones) y un realismo crudísimo. No por nada una de las marcas de identidad de la serie es ir eliminando sucesivamente a personajes muy muy principales. Con una sensación casi masoquista nos ponemos delante del televisor para ver cual de nuestros personajes favoritos morirá en este capítulo. Unos diálogos que no exagero si os digo que están entre lo mejor que se ha escrito nunca para televisión hacen que la serie resulte casi siempre interesante, atrevida, entretenida y muy adictiva. Una producción que empezó en notable pero que la HBO ha elevado a la categoría de superproducción de Hollywood en las últimas temporadas añade más leña al fuego si cabe.

No todo es de color de rosa en los Siete Reinos. Con seis temporadas de diez horas cada una, por mucha calidad que tenga el guión, algunas tramas y episodios son de relleno. Y es una verdadera pena porque hay tantísimas cosas interesantes y apasionantes que descubrir en Juego de Tronos que a veces da rabia que se entretengan en ramas de la historia que se nota que son para pasar el rato. Es muy complicado llevar un equilibrio argumental y de los personajes cuando tienes decenas de lineas y localizaciones distintas y simultáneas. En términos generales y siempre en mi opinión, las primeras temporadas son muy buenas, luego hay un pequeño bajón y la última ha sido realmente espectacular. Tal vez la mejor hasta la fecha, lo que me hace albergar enormes esperanzas para esta temporada final.

Resulta raro pensar en un mundo sin Juego de Tronos. Se ha convertido en algo tan consustancial a la vida de tanta gente se hace extraño imaginar el día en el que se termine. A pesar de todo nos queda una última temporada que se presenta apoteósica y en la que las tramas del norte, del trono y del oeste van chocar produciendo un espectáculo memorable. Dragones, caminantes blancos, asesinos, políticos, soldados, reinas, alianzas, traiciones y muerte y entretenimiento nos esperan en esta tormenta televisiva final. Después de seis largos años esperando, por fin podemos dejar de decir eso de Se Acerca el Invierno. ¿Por qué? Porque el invierno ya está aquí.

Maravillosa intro de Juego de Tronos:

2017-07-15T19:02:54+00:00

4 Comments

  1. Anónimo julio 14, 2017 at 10:41 - Reply

    Sencillamente brutal

  2. Bob julio 14, 2017 at 12:21 - Reply

    Im-presionante!

  3. admin julio 15, 2017 at 13:27 - Reply

    Muchas gracias! : D

  4. Patrolling julio 19, 2017 at 21:26 - Reply

    Epic. Como la serie. No me puede gustar más esta web!

Leave A Comment