Lo mejor de 2016

ARTÍCULOS

Como el gran John Oliver resumió en su último programa del año pasado: ¡Fuck 2016! Y es que, reconozcámoslo, el año pasado fue horrible. La crisis de refugiados sirios, el Brexit, Trump y un largo etc. Además nos dejaron figuras de las artes sin las que el mundo es un lugar un poco más triste: Alan Rickman, David Bowie, Leonard Cohen, Debby Reynolds, Carrie Fisher…

Sin embargo, la vida sigue y el cine, esa amante a la que volvemos una y otra vez para buscar consuelo, entretenimiento y sabiduría, nos dejó algunas películas (y series) maravillosas. Desde musicales, a dramas, pasando por neo-westerns y comedias destartaladas. En lo personal, 2016 fue el año en el que empecé synopsis (link) y a escribir humildemente sobre cine con cierta regularidad. A todos lo que me habéis leído, comentado o visto cine gracias a esta pequeña página os doy mil gracias. Todo escritor escribe para ser leído, digan lo que digan.

En esta entrada especial haré un repaso a través de algunas categorías importantes a lo mejor que nos dejó el año pasado. Febrero o marzo suele ser una buena época para hacer balance puesto que ya han llegado a España los últimos estrenos retrasados llegados desde el extranjero. Dentro de cada categoría no hay ningún ranking, porque esto es más un dibujo a grandes trazos que una comparación detallada. Espero que os guste.

Mejores películas de 2016:

  • La La Land de Damien Chazelle. La película del año sin duda. Musical maravilloso que ha tomado el mundo al asalto. Música, cine, ritmo, amor, melancolía en una oda a todos los idiotas que soñamos.

  • Sing Street de John Carney (leer crítica). Genial retrato adolescente con tonos de drama, musical y comedia desternillante. Tierna, divertida, original y honesta. Un canto a la adolescencia, a la música y a la amistad.
  • Noctunal Animals de Tom Ford. Oscurísimo drama sobre la violencia, la venganza y la soledad. Fantástica estructura en tres historias y una ambientación trabajadísima. El drama del año. Apabullante e hipnótica.
  • Hell or High Water de David Mackenzie. Retrato del sur americano en clave de western actual. Visualmente de lo mejor del año. Violencia, pobreza, familia en una película como las de antes. Trama sencilla y personajes eternos.
  • Arrival de Denis Villeneuve. Joya de la ciencia ficción. Temas como la comunicación humana, el destino, el amor, la compasión y la inteligencia se mezclan en la película más original del año. Villeneuve solo conoce el éxito.

Mejores interpretaciones femeninas:

  • Olivia Colman en The Night Manager. Su retrato de brillante, cínica a la vez que idealista y tenaz agente de inteligencia británica es sencillamente perfecto.
  • Amy Adams en Arrival. Su interpretación de la lingüista tranquila, compasiva e inteligente es uno de esos papeles en tono menor que debería haber recibido mucha más atención.

  • Evan Rachel Wood en Westworld. Dolores es el auténtico corazón de la serie. Su habilidad a la hora de dibujar un rango enorme de emociones y estados es tal vez el ejercicio de interpretación de más virtuosismo del año. Sobresaliente.
  • Naomi Harris en Moonlight. Madre adicta al crack a la que vemos derrumbarse en pantalla. Durísimo y acertadísimo retrato. La mejor interpretación de su carrera. Devastadora.
  • Millie Bobby Brown en Stranger Things. La revelación del año. Prácticamente sin palabras, con sus ojos infinitos y su rostros de las mil emociones Eleven ha enamorado a medio mundo. Talento en estado puro.

Mejores interpretaciones masculinas:

  • John Goodman en 10th Cloverfield Lane. Escalofriante interpretación que va desde lo cómico hasta lo aterrador. Viniendo de un actor al que tenemos ya tan visto es prueba de un oficio sin igual.
  • Mahershala Ali en Moonlight. El mejor secundario del año sin duda. Su trabajo como Juan es exquisito: divertido, inquietante, afable, tierno y sobre todo contradictorio. Merecidísimo Oscar.
  • Stephen Lang en Don’t Breathe. Aterrador su retrato del hombre ciego en la película de terror del año. Implacable, desesperado, furioso y patético.

  • David Harbour en Stranger Things. Mi interpretación favorita del año. El jefe de policía Jim Hopper crece hasta límites insospechados a medida que la serie avanza. Inteligente, taciturno y roto por el dolor. Su arco argumental es tal vez lo mejor de la mejor serie del año.
  • Michael Shannon en Nocturnal Aminals. El policía autoproclamado justiciero vengativo es un personaje inolvidable. Shannon agranda su leyenda con otro trabajo magistral.

Mejor dirección:

Damien Chazelle por La La Land. ¿Qué más se puede decir de La La Land? Solo un genio hubiera sido capaz de combinar así tantísimos elementos visuales y sonoros en esa tormenta perfecta. Todos en pie y un aplauso.

Mejor película de animación:

Kubo and the Two Strings de Travis Knight. Evocadora, poética, profunda y muy entretenida Kubo y su historia de aventuras y redención familiar es con muchísima diferencia lo mejor de este año en el mundo de la animación.

Mejores canciones:

  • City of Stars de La La Land. Realmente cualquiera de su sencillamente perfecta banda sonora hubiera valido. La canción y el soundtrack del año. Punto.
  • Drive Like You Stole It de Sing Street. Genial, gamberra y tierna a la vez composición original del grupo de Cosmo. Suena además en la mejor escena de la película. Para la historia.
  • While My Guitar Gently Weeps de Kubo and the Two Strings. Version del clásico de los Beatles por Regina Spektor (I love you!). Combinación perfecta de la canción original, el tono de la película y la voz de Spektor. Hasta La La Land, para mí la canción del año.

Menciones especiales:

  • Comedias: The Nice Guys de Shane Black y Deadpool de Tim Miller han dejado el pabellón de las comedias muy alto este año.
  • Terror: Green Room de Jeremy Saulnier y sobre todo Don’t Breathe de Fede Álvarez han sido las mejores del género.
  • Películas interesantes no vistas todavía (que no me da el tiempo para todo): Lion de Garth Davis, Patterson de Jim Jarmush y Loving de Jeff Nichols.

Hasta aquí la lista para no hacerla excesivamente extensa. Visto en retrospectiva ha sido un buen año para el cine. Hasta siempre 2016. Bienvenido 2017, cuéntame, ¿qué andas tramando?

2017-05-30T17:39:04+00:00

Leave A Comment