Master of None

Muy buena
INFO
MUY BUENAS
TV SERIES
COMEDIAS
DRAMAS

Master of None es la comedia definitiva de nuestra generación. Gente de veintimuchos o treintaypocos, que hemos tenido la suerte de viajar y estudiar y compartimos cierta visión del mundo. La generación de las aerolíneas low cost, las citas online y los grupos de whatsapp. La generación más conectada pero más solitaria de la historia. Aziz Ansari y Alan Yang reflejan ese conjunto efervescente y caótico y lo plasman en una comedia con pizcas de drama sobresaliente.

Aziz Ansari interpreta a Dev, un actor de origen indio intentando ganarse el pan en la Gran Manzana. La serie sigue la vida diaria de Dev, sus pequeños dramas, alegrías, rutinas, emociones, ridículos y aventuras destartaladas. Master of None acompaña a Dev en situaciones tan cotidianas como ligar, trabajar, salir de fiesta, cenar con sus padres o comprar muebles. Los capítulos se suceden como episodios casi independientes de la vida de Dev y suelen estar centrados en una temática particular: las chicas, la familia, la religión, etc.

Os preguntareis ¿Cómo puedo identificarme con un actor americano de origen indio? ¿Qué tenemos en común? A eso yo respondería ¿Por qué Woody Allen lleva robándonos el corazón 50 años con su retrato del newyorquino neurótico? Tampoco tenemos aparentemente nada en común con él. Sin embargo, ambos, Aziz y Allen son capaces describir y mostrar situaciones y vivencias que resonarán con vosotros con mucha fuerza. Los tiempos cambian, las personas no. Soledad, desamor, empatía, conexión y muchos más son temas sobre los que uno piensa y medita casi sin querer viendo Master of None. Con Allen lo hacemos mientras vemos marchar a Annie Hall mientras que con Dev esperamos un whatsapp de un amor que no llega. Otra época, misma emoción.

Como la serie tiene esa aura de normalidad, la comedia (y el drama) no surgen de situaciones extremas. No se persigue a la chica hasta el aeropuerto, no hay gente que pisa cacas de perro y los personajes no se chocan con farolas ni nada parecido. El humor surge de manera casi natural de infinidad de pequeñas situaciones cotidianas que reconoceréis y con las que os identificareis a la perfección. Conversaciones honestas, divertidas y muy bien escritas pueblan esta serie. Master of None es humilde en su puesta en escena en el sentido de que no hay grandes peripecias ni escenas grandilocuentes pero es muy ambiciosa en su fondo. Como ya os he dicho es difícil que después de la risa no venga la reflexión. Eso es calidad.

 

Alrededor de Dev la serie esboza una serie de personajes algo más exagerados y muy divertidos. Muchas veces son el impulso necesario para que Dev se meta en líos. Su pareja de amigos Denise y Arnold y sus padres (interpretados por los padres reales de Aziz Ansari) están todos francamente bien. Dibujan una pandilla errática, tierna y desternillante con la que es una delicia compartir el tiempo.

Ansari y Yang, los creadores de la serie, son auténticos cinéfilos de pro. Las referencias, guiños y homenajes a la historia del cine son constantes y nunca forzadas. Mantienen el tono siempre tranquilo, honesto y divertido de la historia. Mención especial merecen los dos primeros capítulos de la segunda temporada que son un homenaje por todo lo alto al cine italiano clásico. Y ya que estamos os diré que la serie tiene tan solo dos temporadas muy cortas y que la segunda es tal vez mejor incluso que la primera. Cuenta además con una banda sonora espectacular.

Master of None. Comedia con mayúsculas. En tono tranquilo, con notas de drama y entre risa y risa Dev nos enseña algo sobre el mundo que nos rodea y sobre nosotros mismos. Al menos, nos sentimos un poco menos solos y más felices. Muy buena.

Trailer de Master of None:

2017-05-31T21:43:40+00:00

Leave A Comment