Sexy Beast

Muy buena
INFO
MUY BUENAS
CLÁSICOS
DRAMAS

¡Primer clásico que comento en la página! Tal vez no sea este un clásico como tal, pero Sexy Beast se estrenó en el año 2000 y llevo detrás de ella bastante tiempo. En su día se hizo famosa por la genial interpretación y papel que aquí hace Ben Kingley como el mafioso inglés Don Logan, aunque como leeréis en esta reseña hay más cosas interesantes detrás.

La cinta nos sitúa en un entorno rural español donde un mafioso inglés (Gal, interpretado por Ray Winstone) se ha retirado con su mujer (Deedee) para pasar los últimos años de su vida. Hasta allí viaja otro gangster, Don Logan, para convencer a Gal de que vuelva para un último trabajo. Detrás del trabajo conocemos a través de flashbacks a Teddy (Ian McShane), una especie de jefe del mundo criminal británico. Primero decir que el retrato del inglés enamorado del calor y el color de España es fenomenal. Ya desde el principio queda claro que esta es una película de la que emanan emociones y sensaciones de forma casi animal. El calor sofocante del sol, la tensión de las conversaciones con Don, las escenas de sexo casi oníricas de Teddy, etc.

El guión de esta película de estructura bastante sencilla (dos secciones muy claras) es magistral. Muchas veces parece que no se está diciendo nada, pero entre el silencio y la locura de Don nos encontramos con algunas joyas. Cómo Gal intenta rechazar a Don sin insultarle y cómo este se lo toma como todo lo contrario es a la vez divertidísimo y aterrador. Y es que el retrato de Kingley como Don, un psicópata absolutamente desquiciado e imprevisible pero astuto y cruel roza la perfección. No sé quién le quitó ese año el Oscar a Kingley pero no me imagino una interpretación mejor. Aunque Don es el ejemplo más claro, todos los personajes de esta película muestran un absoluto desprecio por la vida humana. Curiosamente tierno resulta Gal, que se acaba convirtiendo en el centro moral de la historia. Teddy, el cerebro criminal detrás del robo resulta si cabe todavía más aterrador, con esa mirada helada y esa media sonrisa juguetona. Donde Don es explosivo, llamativo, como una bomba a punto de explotar siempre, Teddy es frio, despiadado, metódico, inteligente.

 

Lo mejor que puedo decir de la dirección es que resulta una cinta muy sensorial, casi salvaje. Ya sé que me estoy pasando de palabros cinéfilos pero creo que aquí están justificados. No por nada la película se llama Bestia Sexy. Agua, cerveza, sangre, sol. Todo es como muy primario aquí y funciona muy bien. Distingo un antecedente claro, mucho más en el fondo de la historia que en la forma, a esta película en Lock, Stock and Two Smoking Barrels (Guy Ritchie, 1998).

Sexy Beast. Fenomenal película de gangsters ingleses. Violencia, sexo e instintos muy básicos para hablar de maldad, amor, redención y de la naturaleza humana supongo. Una de las mejores películas de gangsters que he visto en mucho tiempo.

Trailer de Sexy Beast (trailer desastroso por cierto, pero película soberbia):

2017-05-28T07:44:51+00:00

Leave A Comment