Sing Street

Peliculón
INFO
PELICULONES
DRAMAS
COMEDIAS

No woman can truly love a man who listens to Phil Collins.

Brendan, Sing Street

Voy a ser perfectamente claro: Sing Street es la mejor película que he visto este año. De lejos. Ninguna otra hasta ahora me ha dejado una sensación tan positiva. Estuve toda la película con una sonrisa en la cara, riendo y totalmente inmerso en la historia. Por películas como esta voy al cine y ahora escribo esta página. Es la primera vez que siento algo de presión para que la reseña haga justicia a la calidad de esta cinta.

Sing Street cuenta la historia de Cosmo, un adolescente que acaba de cambiar de colegio y que para ligarse a una chica decide a formar un grupo de música (que da nombre a la cinta). La película está ambientada en el Dublín de 1985 (¡los ochenta!). El realizador John Carney suele dirigir piezas donde la música tiene un papel fundamental, como por ejemplo Once (fantástica) o Begin Again. Los personajes cantan o tocan varias canciones a lo largo del film. Sin embargo, no se parece mucho al ritmo de un musical clásico donde la acción se detiene para dar paso a la música. Entre otras cosas porque los personajes son músicos así que tiene sentido que toquen o practiquen. En sus películas la música es parte fundamental de la narrativa y de los personajes y hace avanzar la historia. Es un equilibrio que todavía no consigo explicar pero que funciona impecablemente. Son cintas para la gente a la que le gusta la música o mejor todavía, para acercar la música a la gente. Eres grande John.

Los años ochenta, en especial la música inglesa de esa época es el auténtico núcleo de esta película. Cosmo, a través de su hermano mayor, entra en contacto con la música de Duran-Duran, The Cure, The Jam, etc. Esto se mezcla con temazos originales de Cosmo y su banda (Drive It Like You Stole It o The Riddle Of The Model son brutales) produciendo una banda sonora absolutamente espectacular. Los momentos en los que la banda graba sus vídeos o actúa son las joyas de la corona de esta cinta. Además, musicalmente tienen la mezcla perfecta de chavales que están aprendiendo a tocar con sonido años ochenta. Genial. En términos generales la música se plantea como una vía de escape y creatividad en una época tan confusa como la adolescencia. Más si cabe porque la situación familiar, social y económica de Cosmo y otros personajes es complicada. Las notas de drama (pocas en una historia con un tono muy ligero) en la historia van en serio y se pueden ver distintos grados de abuso y maltrato a niños, pobreza, soledad, tristeza e incomprensión.

Los años ochenta, en especial la música inglesa de esa época es el auténtico núcleo de esta película. Cosmo, a través de su hermano mayor, entra en contacto con la música de Duran-Duran, The Cure, The Jam, etc. Esto se mezcla con temazos originales de Cosmo y su banda (Drive It Like You Stole It o The Riddle Of The Model son brutales) produciendo una banda sonora absolutamente espectacular. Los momentos en los que la banda graba sus vídeos o actúa son las joyas de la corona de esta cinta. Además, musicalmente tienen la mezcla perfecta de chavales que están aprendiendo a tocar con sonido años ochenta. Genial. En términos generales la música se plantea como una vía de escape y creatividad en una época tan confusa como la adolescencia. Más si cabe porque la situación familiar, social y económica de Cosmo y otros personajes es complicada. Las notas de drama (pocas en una historia con un tono muy ligero) en la historia van en serio y se pueden ver distintos grados de abuso y maltrato a niños, pobreza, soledad, tristeza e incomprensión.

A pesar de los matices de drama, Sing Street es una película divertidísima. De verdad, tiene muchos momentos de pura genialidad. El cine entero se estuvo riendo a carcajadas durante todo el metraje. Por ejemplo, cómo la banda se va formando, quiénes son los integrantes de la misma (el manager para todo, el teclista con ansia de protagonismo, el bajo que no quiere maquillarse, etc.), cuál es el impacto que tienen sucesivas corrientes musicales en ellos. Chistes sobre chicas, clases, matones, profesores y sobre todo música se suceden con una cadencia y contundencia demoledoras. El ritmo narrativo es excelente, desde un primer tramo absolutamente desternillante a un segmento final más emocional. El guion per se está bien en lo general (estructura, sucesión de escenas, desarrollo de personajes) pero muy muy bien en lo particular. Es decir, hay algunas frases, situaciones puntuales o pequeños diálogos sencillamente brillantes. Es muy complicado hacer una película sobre adolescentes y no caer en la cursilería barata. Aquí John Carney lo consigue mezclando humor, ternura y cierta inocencia propia de la adolescencia. Me recordó en eso a las maravillosas comedias de adolescentes de John Hughes de los años ochenta, especialmente esas dos obras maestras que son The Breakfast Club y Ferris Buller’s Day Off.

Las interpretaciones están muy bien en general. Por una vez está bien ver a adolescentes de verdad interpretando personajes de esa edad. Mucha soltura, frescura y cierto descaro brillan en todo el reparto. Menciones especiales a Ferdia Walsh-Peelo como Cosmo, que sostiene la cinta con solvencia, Lucy Boynton que retrata a Raphina (el amor de Cosmo) muy bien siendo este personaje mucho más complejo e interesante que el de típica “chica del chico”, Jack Reynor como Brendan el hermano mayor y guía musical de Cosmo, y finalmente Mark McKenna como Eamon, el guitarra solista y verdadera alma musical de la banda. Reparto sobresaliente.

Los únicos pequeños peros que le puedo poner vienen con el tramo final del film. No voy a entrar en spoilers desde luego pero un par de escenas tal vez podrían haberse resuelto de otra forma. Parece casi una pequeña concesión del director a la historia o a sí mismo. Quién sabe. Ya os digo que son matices muy pequeños dentro de un conjunto sobresaliente.

Sing Street. Película maravillosa sobre la música como salvación y la adolescencia como época irrepetible en la vida. Alegre, triste, divertida, entrañable, nostálgica, vibrante. Música tanto original como de la banda sonora absolutamente genial. Ambientación muy lograda de esa década glorificada de los años ochenta. A la batuta John Carney firmando su cinta más completa. Dadle una oportunidad, es una película especial.

Trailer de Sing Street:

2017-05-27T07:50:28+00:00

Leave A Comment