Spider-Man: Homecoming

Al límite
INFO
AL LÍMITE
ACTUALES
AVENTURAS
ACCIÓN

Spiderman ha sido, es y será el superhéroe definitivo. Más que ningún otro resuena con nosotros, con nuestra vida y con nuestro ansia de aventura y fantasía. Múltiples razones, unas más directas y otras más complejas explican este romance entre el público y el hombre araña. Es con enorme decepción que os digo que esta nueva iteración del héroe adolescente de Queens es muy flojita. Como dijo una amiga en el cine: “Es mejor que Batman vs Superman”. Poco más que decir.

Spider-Man: Homecoming (John Watts, 2017) supone la vuelta del personaje de Spiderman al universo cinemático de Marvel. Debido a que el personaje es propiedad de Sony, todavía no lo habíamos visto junto a Ironman o el Capitán America hasta su excelente presentación el año pasado en Captain America: Civil War (Russo brothers, 2016). Esta Homecoming supone la primera cinta centrada casi exclusivamente en Peter Parker.

Vamos primero con las cosas buenas que tiene esta cinta. No vemos OTRA VEZ el origen de Spiderman. No hay picadura de araña radiactiva ni muerte del tío Ben ni nada parecido. Enorme acierto. El personaje de Peter Parker / Spiderman está bien construido. Mejor que en ninguna película anterior. Es un adolescente de verdad, con sus miedos, inseguridades, frivolidades y deseos. También queda claro que Peter es algo geek: estudiante brillante, algo torpe socialmente, amante de Star Wars, etc. Por otra parte Spiderman queda muy cerca de la imagen que creo tenemos todos del superhéroe: algo desastre, siempre soltando chistes a destiempo, cometiendo más errores que aciertos pero intentando ayudar y probarse a sí mismo. Además algunos secundarios como Ironman, la tía May o su compañero de instituto están bastante bien.

Desgraciadamente otras cosas funcionan mucho peor. El humor en muchos casos no termina de funcionar (salvo contadas excepciones). Las escenas de acción no me terminaron de convencer ninguna, y no me refiero a su cantidad sino a su calidad. En general es una cinta a la que le falta algo. Llamadlo chispa, carisma, nervio, ritmo. A veces es difícil apuntar a una debilidad concreta. Sencillamente la película te deja un poco frío, y eso es imperdonable cuando la arcilla con la que el director está trabajando es un personaje tan rico e interesante como Peter Parker.

Stan Lee ha dicho en repetidas ocasiones que Spiderman nació en parte de su deseo de construir un personaje con problemas reales y con el que la gente normal pudiera identificarse. Chicas, matones, notas y dramas adolescentes son el canal por el que empatizamos con Peter y pensamos “claro, yo también he sentido eso”. Además sus superpoderes no atenúan sus problemas sino que los agrandan. Pone en peligro a la gente a la que quiere, tiene que renunciar a gran parte de su vida adolescente y muchas veces solo recibe el desprecio de sus vecinos.

¿Por qué resulta entonces tan atractivo el personaje? Precisamente por eso. Porque en un mundo que lo empuja en una dirección Peter se empeña en intentar hacer lo correcto. Es la representación más humana del superhéroe: lleno de dudas y de miedos y detrás de una máscara de chistes y chascarrillos Peter es un persona real, humilde y valiente que quiere ayudar a los demás. Por eso es tan atractivo. Porque al conocer a Peter nos damos cuenta de la fachada que es Spiderman, que no es más que la idea de un superhéroe que un adolescente tendría. De igual manera que nosotros queremos ser como él, él quiere ser como el Capitán America o Ironman. De la misma forma que nosotros queremos ser superheroes, el propio Spiderman también lo desea.

Spider-Man: Homecoming. La mejor versión de Spiderman hasta la fecha. Aun así una película muy floja, con chispazos brillantes pero un fondo que no hace justicia a un personaje como Peter Parker. No pierdo la esperanza, tal vez a la próxima. Nos veremos pronto, Spidy.

En lugar del trailer habitual os dejo un video (en inglés) de un ensayista que ME ENCANTA que crea pequeños videos en youtube analizando supehéroes. Es de una calidad BRUTAL. Dadle una oportunidad:

2017-08-07T17:47:53+00:00

Leave A Comment