Stranger Things

Muy buena
INFO
MUY BUENAS
TV SERIES
TERROR
CIENCIA FICCIÓN

Ya es oficial: los ochenta han vuelto. Y con fuerza. Si Sing Street (John Carney, 2016) ha sido mi película favorita del año hasta la fecha, Stranger Things ha supuesto un auténtico terremoto cultural del que todavía nos llegan ecos a través de noticias, comentarios e infinidad de posts (como este que leéis). Stranger Things es la serie del año, una tormenta perfecta de nostalgia ochentera, misterio, aventuras adolescentes y terror.

Producida por Netflix y creada por los hermanos Duffer, este cocktel brillante nos traslada a la pequeña ciudad ficticia de Hawkins, en Indiana, USA durante 1983. La trama se desarrolla a un ritmo vertiginoso en ocho capítulos de unos 50 minutos. Esta trama gira en torno a Will Byers, un niño de doce años que desaparece repentinamente en extrañas circunstancias. De forma simultánea aparece en Hawkins una niña de pasado inquietante y vocabulario limitado a la que acabamos conociendo como Eleven. Estos dos hechos hacen girar y avanzar la historia con un ritmo excelente. Stranger Things define la categoría de “serie que engancha”. Todo el mundo que conozco la ha visto entera en tan solo 3 o 4 días. La historia tiene un atractivo irresistible y te atrapa con una fuerza casi todopoderosa y ya no te suelta. ¿Dónde está Will? ¿Quién es en realidad Eleven? ¿Quién está detrás de todo esto? ¿¡Qué coño está pasando!?

La historia trascurre principalmente en tres planos argumentales: los niños, los adolescentes y los adultos. Las tres líneas argumentales avanzan paralelas con contactos puntuales hasta que convergen en un final apoteósico. Voy a repetirlo: el ritmo, estructura y calidad del guion es sobresaliente. Son ocho horas de puro entretenimiento. Los adolescentes (principalmente Jonathan, hermano de Will y Nancy) son tal vez la sección más débil del guion. Aunque los personajes son algo previsibles no llega a suponer ningún problema o molestia en la historia. Los adultos están mucho mejor. Winona Ryder como Joyce, la madre de Will desquiciada por su desaparición está bastante bien (tal vez un pelín sobreactuada?) pero es el jefe de policía Hopper el que se sale por todas partes. Absolutamente genial: inteligente, solitario, atormentado, es un personaje que crece con la serie de manera brillante. Tal vez la mejor interpretación masculina del año que he visto.

Sin embargo es en Mike, Dustin y Lucas, la pandilla de niños amigos de Will, donde está la verdadera alma de esta serie. Estos chavales forma un grupo genial: divertidos, leales, intrépidos, valientes, audaces, entrañables e inocentes. Es imposible que no te caigan bien, que no te metas en su piel y que esperes y desees con todas tus fuerzas que triunfen. Además por una vez está bien ver a niños hablar y comportarse como tal. Con conversaciones que acaban en peleas, bromas y pequeños dramas de la infancia. Mención especial merece Millie Bobby Brown, la actriz que interpreta a Eleven, la misteriosa niña. Aquí ha nacido una estrella. Es prácticamente imposible de explicar el rango y la potencia de emociones que esta niña puede expresar con su mirada y  su rostro. Con Hopper, lo mejor de un elenco ya de por sí excelente.

Quiero terminar con la verdadera arma de destrucción masiva que esta serie utiliza con una potencia, eficacia y precisión casi desconocidas: la nostalgia. Innumerables referencias a los años ochenta (videojuegos, música, cine, literatura) te trasladan a un pasado físico y un territorio imaginario de la memoria sagrado. Con esos elementos, los hermanos Duffer recrean una época vital casi mitológica ya: ser un niño en los años ochenta. Esta serie utiliza (aquí podría decir “copia” también, pero ¿qué más da?) elementos de la cultura de los años ochenta con un éxito atronador: Spielberg, Stephen King, John Hughes, The Clash, Los Goonies, Star Wars, Dungeons and Dragons y un largo etcétera conforman la arcilla con la que esta serie construye una narrativa que roza la perfección.

Stranger Things. Mezcla de terror, ciencia ficción y aventuras con una dosis de nostalgia ochentera nivel estratosférico. Ritmo, guion, ambientación, tono, interpretaciones y todo lo que se os ocurra sobresaliente. La han petao. Los ochenta han vuelto. La serie del año.

Trailer de Stranger Things:

 

2017-05-22T20:08:13+00:00

Leave A Comment